sábado, 29 de septiembre de 2018

ADIOS



SIEMPRE QUE HAY UN PRINCIPIO, LLEGA UN FINAL.

VAMOS A UNIFICAR EN UN SOLO BLOG, TODOS LOS ARTICULOS.

https://oftalmologoestepona.blogspot.com/

muchas gracias por vuestro seguimiento, en estos años.



miércoles, 26 de septiembre de 2018

RETINOGRAFIAS XI



Dada la importancia del hecho, seguimos con sesiones de degeneracion macular seca incipientes y moderadas.















La OCT nos facilita su seguimiento , para ver estas drusas en profundidad, y si acontecen con liquido o quistes.

Seguimos ayudando.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA


domingo, 23 de septiembre de 2018

OCT y CAMPIMETRIA



Progresión durante 5 años de pacientes con glaucoma
Evaluación mediante tomografía de coherencia óptica de dominio espectral comparada con campo visual, para detectar la progresión de todo el espectro de glaucoma.

Glaucoma es la segunda causa de ceguera prevenible en el mundo, con 20% de los pacientes que avanzaron hasta la ceguera en al menos un ojo, durante los últimos 20 años. Algunos pacientes pierden la visión con una presión intraocular (PIO) que otros pacientes podrían tolerar sin una progresión significativa. Por lo tanto es imperativo monitorear el estado del glaucoma y reajustar la PIO deseada, aún si los niveles de PIO se encuentran dentro de los límites aceptables.



Normalmente, el glaucoma se controla avaluando periódicamente el campo visual mediante perimetría automatizada estándar, pero se trata de una prueba subjetiva sujeta a fluctuaciones a corto y largo plazo. Asimismo, muchos pacientes pueden presentar cambios estructurales progresivos a pesar de la falta de cambios detectable en la perimetría automatizada.

Algunos estudios han informado que es útil analizar los cambios en la cabeza del nervio óptico o la capa de fibras nerviosas retiniana a lo largo del tiempo, utilizando oftalmoscopio laser confocal o tomografía de coherencia óptica, respectivamente.

Se ha informado que hay poca coincidencia entre los resultados del campo visual y los de la capa de fibra nerviosa retiniana. Las pruebas estructurales podrían ser mejores para detectar la progresión al inicio del daño, mientras que las pruebas estructurales dan mejor resultado en los últimos estadíos de la patología.

Se intentó determinar si la tomografía de coherencia óptica de dominio espectral es confiable para detectar progresión en los pacientes.



En el presente estudio se inscribieron pacientes adultos con glaucoma, con espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana en la TCO DE y pruebas de campo visual confiables medidos con Analizador de Campo Hamphrey, en línea de base, antes de marzo de 2010.

Se comparó la progresión funcional y estructural durante 5 años, utilizando análisis de progresión de glaucoma e índice de campo visual de analizador de campo Hamphrey y análisis guiado de progresión en tomografía de coherencia óptica de dominio espectral, respectivamente.

Aunque los estudios han demostrado una buena correlación entre la sensibilidad global del campo visual y el espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana, las pruebas estructurales y funcionales no presentan resultados claros para la progresión.

En el presente estudio encontramos poca coincidencia entre las herramientas funcionales y estructurales que miden la progresión. El seguimiento medio del presente estudio fue de 6.6 años. Kuang et al demostraron que 35% de los pacientes con probable glaucoma presentaban un espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana cuatro años antes de desarrollar pérdida de campo visual.



Entre los pacientes con probable glaucoma de este estudio, muchos progresaron a glaucoma antes en la TCO que en el campo visual. Los pacientes con glaucoma en cambio progresaron de manera similar en la TCO DE y el campo visual. Shin et al observaron en su investigación que la TCO no sirve para detectar progresión en ojos con glaucoma avanzado.

Observamos porcentajes más rápidos de pérdida de la capa de fibras nerviosas retiniana en pacientes con probable glaucoma que progresaron según la OCT. El deterioro de la capa de fibras nerviosas retiniana fue mayor en los pacientes con probable glaucoma que en los ya diagnosticados, lo que muestra un mayor deterioro en los que presentaron una capa de fibras nerviosas retiniana más gruesa en línea de base.

El presente estudio agrega a las numerosas pruebas que la capacidad de detectar la progresión del glaucoma mediante campo visual y TCO DE depende de la etapa de la enfermedad en que se encuentre cada paciente. Es importante comprender mejor la relación entre estructura y función ya que esto permite a los profesionales determinar que método utilizar para controlar al paciente de acuerdo a la etapa de la enfermedad.

El presente estudio, es el primero, a nuestro entender, que intentó cuantificar la pérdida de capa de fibras nerviosas retiniana en términos de proporción de pérdida desde línea de base y no en valores absolutos. Fue interesante observar que la proporción de deterioro fue similar en los sospechosos de glaucoma y en los pacientes. Los presentes resultados sirven para guiar a los profesionales sobre la utilidad de las pruebas para detectar cambios a través del tiempo.



Los cambios estructurales podrían ser más útiles para detectar la progresión en pacientes con probable glaucoma, mientras que los cambios funcionales son mejor indicador a medida que la patología avanza. El porcentaje de cambio del espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana desde la línea de base fue un mejor indicador que el cambio establecido en valores absolutos.

Seguiremos usando la OCT para sospechas de glaucoma, hipertensiones, y glaucomas iniciales, y dejamos la campimetría para estadios avanzados de glaucoma.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA

viernes, 14 de septiembre de 2018

CHOCOLATE NEGRO





Efectos del consumo de chocolate con leche o chocolate negro sobre la agudeza visual y la sensibilidad al contraste a las dos horas: estudio aleatorizado

El consumo de chocolate negro puede mejorar el flujo sanguíneo, el estado de ánimo y la función cognitiva a corto plazo. En este estudio aleatorizado y cruzado se compararon los efectos a corto plazo del consumo de chocolate negro frente a chocolate con leche sobre la agudeza visual y la sensibilidad al contraste. Un total de 30 participantes sin patologías oculares consumieron chocolate negro y chocolate con leche en sesiones separadas. A las 1,75 horas, se evaluó la agudeza visual (en unidades LogMAR) y la sensibilidad al contraste entre letras grandes y pequeñas. 



Entre los 30 participantes (9 hombres y 21 mujeres; edad media 26 años), la sensibilidad de contraste con letras pequeñas fue significativamente más alta tras consumir chocolate negro (p<0,001); el efecto fue algo menor en el caso de letras grandes (p<0,07). La agudeza visual mejoró ligeramente tras el consumo de chocolate negro (20/12 vs 20/15; p=0,05). 



Por lo tanto, el consumo de una barra de chocolate negro mejora la capacidad de ver objetivos de bajo y alto contraste, posiblemente debido al aumento del flujo sanguíneo, pero la duración de estos efectos y su relevancia funcional aún no se ha determinado.

OFTALMOLOGO ESTEPONA

domingo, 2 de septiembre de 2018

OCT MACULA IV



Con el paso de los años, descubrimos cuanto ha hecho la tomografia láser por el buen diagnóstico en retina; en concreto para la mácula.

Os adjuntamos las ultimas OCT
















OFTALMÓLOGO ESTEPONA

domingo, 19 de agosto de 2018

FLUOROMETOLONA en EL OJO SECO



Uso seguro de esteroides a corto plazo para las crisis de ojo seco

El ojo seco es crónico y progresivo, pero un aspecto de la enfermedad que a veces pasamos por alto es que también es episódico. Los tratamientos como la terapia de pulsación térmica (LipiFlow, Johnson & Johnson Vision) o la terapia de luz pulsada intensa ofrecen beneficios sostenidos, y la terapia crónica a largo plazo, que incluye nutracéuticos, ciclosporina (Restasis, Allergan) y Lifitegrast (Xiidra, Shire) ayudan a mejorar estado de la enfermedad basal.



La mayoría de los pacientes con ojo seco de moderado a severo tienen episodios de síntomas agudos una o dos veces al año, y algunos tienen más. Cuando mis pacientes experimentan estas erupciones, prescribo un ciclo corto de esteroides tópicos. A algunos doctores no les gusta recetar esteroides para el ojo seco porque les preocupa el abuso del paciente, y los impactos resultantes en la catarata y el glaucoma. También me preocupo por esas cosas, pero con el enfoque correcto podemos ofrecer a los pacientes los beneficios del tratamiento con esteroides para las crisis mientras se minimizan los riesgos.

Un brote no es un fracaso de las terapias crónicas. No significa que las recetas no funcionan o que los pacientes no siguen las instrucciones. Las erupciones son una parte normal de la enfermedad del ojo seco. Necesitamos educar a los pacientes sobre las crisis y hacerlos parte de nuestro plan de tratamiento.



Para establecer las expectativas de las erupciones con mis pacientes, explico que el ojo seco es crónico y progresivo, pero también episódico. A menudo digo: "No vives en una burbuja". Algunos días, estás en un entorno diferente, trabajas intensamente o tienes otras cosas en tu cuerpo que pueden afectar tus ojos. Su medicamento tópico crónico y el cuidado en el hogar harán que las erupciones ocurran con menos frecuencia, pero todavía es normal que su ojo seco se inflame en ciertas circunstancias. Trataremos la llamarada con un corto ciclo de esteroides ".

Los pacientes con ojo seco saben que tienen días buenos y días malos. Explico que cuando los "días malos" son más frecuentes y constantes, es posible que estén teniendo un brote, y necesiten unos días con esteroides tópicos. Todos los pacientes que reciban un esteroide deben comprender los riesgos de los esteroides, que pueden aumentar la PIO y que el uso no controlado puede inducir glaucoma o causar cataratas con el tiempo. Cuando los pacientes comprenden los riesgos, respetan las drogas y las usan de forma juiciosa.



Existen varias terapias con esteroides tópicos actualmente disponibles, que incluyen loteprednol, prednisolona y fluorometolona. Los receto para su uso cuatro veces al día durante 4 dias, seguido de dos veces al día durante  2 dias. Si el paciente tiene un trastorno autoinmune, es posible que disminuya durante 3 a 4 semanas. Especifico que no hay recambios. Si un paciente es ingenuo para los esteroides tópicos y en una dosis más alta, la presión debe controlarse con un control durante el período de 2 semanas, pero tal vez si tuviéramos moléculas más nuevas con menor incidencia de elevación de la PIO, no tendríamos que hacer eso.

Una nueva formulación de loteprednol, utiliza una nueva vía para mejorar la penetración del fármaco, lo que permite que sea efectiva a una dosis más baja con mayor seguridad. Las prescripciones de esteroides a corto plazo para las erupciones de ojo seco son una parte importante de la terapia. Sin ayuda, los pacientes sufren pinchazos o dolores  innecesarios. También pueden sentir que una terapia crónica no está funcionando y, por lo tanto, el cumplimiento puede disminuir. Un protocolo simple y sólido para el uso seguro de esteroides es una posible solución para la enfermedad episódica.



En España solo podemos usar fluorometolona o ciclosporina FM. Y nos va bien, aunque seguro que mejoraremos.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA

viernes, 17 de agosto de 2018

OJO SECO. INTERESES



Efecto de gotas conteniendo lípidos vs. hialuronato de sodio
Comparación del tratamiento con gotas conteniendo lípidos y gotas con hialuronato de sodio en casos de disfunción de glándulas de Meibomio.

Recientemente se ha actualizado la definición del síndrome de ojo seco agregando al diagnóstico la pérdida de homeostasis de la película lagrimal y asignando un rol etiológico a las anormalidades neurosensoriales. Asimismo, se confirmó que la disfunción de las glándulas meibomianas es una de las principales causas del ojo seco evaporativo, con una prevalencia de 3,5 a 70% en distintas publicaciones.



La diversidad de la cifras se debe a diferentes criterios de diagnóstico. A pesar de las diversas definiciones de la patología, casi todas mencionan síntomas oculares como irritación ocular, molestias, dolor, alteraciones visuales, todos difíciles de medir objetivamente.

Los pacientes informan visión borrosa fluctuante o cansancio ocular, lo que no puede verificarse mediante pruebas visuales comunes.

La aberrometría es una técnica objetiva para detectar problemas en la calidad óptica en casos de ojo seco y evaluar el efecto del tratamiento.


Intentando aliviar los síntomas de ojo seco se comenzó a utilizar hialuronato de sodio para hidratar la superficie y evitar la deshidratación . Su eficacia y seguridad han sido demostradas en diversos estudios.
La deficiencia de la capa lípida de la película lagrimal en casos de disfunción de las glándulas de meibomio, tiene como resultado la evaporación e hiperosmolaridad.

Al sumar lípidos a las lágrimas artificiales se puede aumentar el espesor de la capa lípida de la película lagrimal. En el presente estudio se intentó determinar cuál de los dos tratamientos proporciona mayor confort al paciente.

La homeostasis es la capacidad del ojo de mantener su función normal a pesar de condiciones adversas
Participaron 60 ojos de 30 pacientes con ojo seco leve a moderado. Cada paciente recibió tratamiento con gotas conteniendo lípidos o hialuronato de sodio aleatoriamente. Se registraron puntajes de los síntomas oculares, tiempo de ruptura, test de Schirmer, tinción con fluoresceína, meibografía  y aberrometría antes de comenzar el tratamiento, y a los tres meses.



De acuerdo con la definición más reciente de la Sociedad de superficie ocular y película lagrimal, “el ojo seco es una patología multifactorial de la superficie ocular caracterizada por la pérdida de homeostasis de la película lagrimal”.

La homeostasis es la capacidad del ojo de mantener su función normal a pesar de condiciones adversas. Se cree que en las etapas iniciales del síndrome de ojo seco, este mecanismo compensador se mantiene intacto hasta cierto grado.

Se pudo confirmar esto en nuestro estudio. Antes del comienzo del tratamiento, el índice de disfunción de las glándulas de meibomio estuvo significativamente correlacionado con el test de Schirmer, lo que muestra que la secreción lagrimal (reflejada por el valor de Schirmer) está relacionada con la gravedad de la perdida de glándulas meibomianas. Esto indicaría que hay un incremento de la producción de lágrimas como compensación a la disfunción de las glándulas de Meibomio.

Normalmente, el ojo seco se divide en dos tipos: con deficiencia acuosa y evaporativo. El mal funcionamiento de las glándulas de meibomio está asociado al ojo seco evaporativo. Hay cada vez más pruebas de que la disfunción de las glándulas de meibomio puede existir sin signos aparentes de inflamación del párpado o de obstrucción. Este tipo de patología está asociado con la edad, uso de lentes de contacto, uso de pantallas de video-ordenador, o incluso cirugía refractiva.



El tratamiento con hialuronato de sodio, se ha comprobado que mejora la retención de agua sobre la superficie corneal, estimula la migración epitelial y cicatrización de heridas corneales, mejorando significativamente la tinción corneal, el tiempo de ruptura y síntomas subjetivos.

Las gotas con lípidos aumentan el espesor de la capa lípida de la película lagrimal, mejora los valores de Schirmer, la tinción corneal , tiempo de ruptura y síntomas subjetivos. En nuestro estudio, ambas formulas utilizadas fueron libres de conservantes. Realizamos las pruebas de control a los tres meses de tratamiento.

De acuerdo con lo que pudimos observar ambos tratamientos son eficaces. Con respecto a la seguridad, dos pacientes del grupo lípidos discontinuó el tratamiento por irritación local, picazón, ardor y visón borrosa, y tres pacientes no se presentaron al control, mientras que en el grupo hialuronato dos pacientes estuvieron ausentes a los controles.

Con respecto a las aberraciones oculares y calidad óptica, en principio no se observaron efectos con ninguno de los dos tratamientos, esto puede deberse a que todos los pacientes padecían ojo seco leve a moderado.

Cuando analizamos los pacientes separándolos de acuerdo a la gravedad de pérdida  de glándulas de meibomio, observamos que los que tenían una pérdida superior a 50% mejoraron algunas aberraciones (cociente de Strehl y MTF) luego del tratamiento con lípidos.



Por lo tanto, nuestros resultados confirman que en formas menos graves de disfunción de glándulas de meibomio, tanto el hialuronato de sodio como los lípidos mejoran los parámetros de la película lagrimal y los síntomas oculares en igual medida. Cuando la perdida de glándulas de meibomio supera el 50%, el tratamiento con lípidos es más eficaz en la mejora de parámetros de calidad óptica que con el hialuronato de sodio.

De acuerdo con lo observado, creemos que a medida que avanza la disfunción de las glándulas de meibomio la capa lípida de la película lagrimal se afina y el tratamiento acuoso nos es tan efectivo como las gotas conteniendo lípidos que evitan la evaporación de lágrimas.

Las gotas oftálmicas conteniendo lípidos fueron superiores a las que contenían hialuronato de sodio para mejorar las aberraciones y calidad óptica de pacientes con disfunción de glándulas de meibomio avanzada. Deberán realizarse nuevas investigaciones con mayor cantidad de participantes para confirmar estos resultados.



A veces hay intereses medio ocultos. Toda la disfunción lipídica de la que tanto se habla en los últimos 5 años es leve y superflua. Nos inclinamos por el hialuronato y por el plasma autólogo . La historia clínica nos dirá.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA